Donald Trump “regresa a la retórica de la Guerra Fría” al endurecer la política de Estados Unidos hacia Cuba

0
42

Donald Trump regresó este viernes a Miami, bastión del exilio cubano en Estados Unidos, para dar un discurso que en Cuba algunos vieron como “un regreso a la retórica de la Guerra Fría”.
Y es que con esas palabras se refirió el diario oficialista Granma al tono cargado de hostilidad hacia el régimen de Raúl Castro del presidente de Estados Unidos en Miami.

“Lograremos una Cuba libre”, dijo Trump en medio de aplausos en un auditorio entregado momentos antes de firmar la orden ejecutiva.
En un esperado discurso, el presidente llegó para presentar la nueva postura de EE.UU. con la isla. Y aunque dijo que iba a “cancelar el acuerdo completamente desequilibrado del gobierno anterior con Cuba”, lo cierto es que en concreto sólo presentó dos cambios.
Por una parte, habló de restricciones para hacer negocios con las empresas administradas por los militares cubanos e imponer de manera más estricta las limitaciones de viaje a la isla que ya rigen sobre los estadounidenses.

Las medidas anunciadas norevierten los pilares de la política de acercamiento impulsada por Obama, incluido el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.
El presidente justificó su decisión porque las medidas aprobadas por su antecesor en la Casa Blanca “no favorecen al pueblo cubano, sino que enriquecen al régimen”.

Según Trump, su nueva política sigue procurando la apertura hacia los ciudadanos cubanos, pero bajo una estrategia de restringir los negocios con el gobierno de la isla.
En su discurso, el mandatario habló de la “opresión comunista” que prevalece en la isla y mencionó nombres de disidentes, como las Damas de Blanco, para denunciar las violaciones a los derechos humanos que dijo han aumentado desde el deshielo anunciado en 2014.

Además, pidió al gobierno cubano que “ponga fin al abuso hacia la disidencia” y dijo que estará dispuesto a sentarse a negociar un mejor acuerdo con el gobierno de la isla si libera a los presos políticos, se legalizan todos los partidos políticos y se celebran elecciones supervisadas y libres.

Las medidas propuestas por Trump son:
Reducir las actividades económicas de Estados Unidos, incluidas las relacionadas con el turismo, con el conglomerado militar cubano Grupo de Administración Empresarial (Gaesa)
Permitir a los ciudadanos y entidades estadounidenses que desarrollen lazos económicos con el sector privado y emergente de Cuba
Reforzar las restricciones de viaje para los estadounidenses que quieran visitar la isla
Prohibir los viajes individuales de estadounidenses bajo la categoría “persona a persona” que había permitido el gobierno de Barack Obama
Los cubanos radicados en EE.UU. podrán seguir enviando remesas y visitar a sus familiares en la isla
Continuar el embargo económico impuesto a la isla hace más de 50 años
Mantiene los vuelos regulares y los cruceros a la isla

No hay comentarios

Dejar respuesta