Jóvenes: colaboradores que no se atan a las empresas

0
10

La generación más joven (“los millenials”) está menos atada a compromisos por lo que siente mayor libertad para cambiar de empleo que las personas de mayor edad. De ahí que, la mayoría de los colaboradores que salen de las empresas se encuentran por debajo de los 35 años.}

La mayor parte lo hace porque ha encontrado una mejor oferta laboral, según el “Sondeo de rotación de personal 2017” publicado en septiembre pasado por la firma de consultoría en Gestión Humana Macros Consulting.

El 46% de las personas que se van de la empresa se encuentra entre los 26 y 35 años; las de 36 a 45 años representan un 24%; aquellos entre 18 y 25 un 20%; entre 46 y 55 un 8%; y los mayores a 55 años un 2%, detalla el estudio.

“Los millenials” es una generación con una gran ambición profesional y que no suele identificarse con la empresa en que labora”, se supone en el sondeo.

El estudio explica que un colaborador puede salir de la empresa por factores internos o externos a la organización.

Entre los internos cita el clima laboral, la compensación y los beneficios, la relación con los superiores, las oportunidades de progreso profesional, entre otros.

Es por esto que propone implementar estrategias para reducir las renuncias, como crear programas de reconocimiento al desempeño, asegurar buenas relaciones entre líderes y colaboradores, fomentar la participación de los empleados en la toma de decisiones y ofrecerles oportunidades de desarrollo y crecimiento, entre otras.

“Los resultados obtenidos indican que el motivo más frecuente de renuncias es por mejor oferta laboral; es por esto que es de suma importancia colocarse en una posición competitiva en comparación con el mercado”, establece el sondeo.

Muchas empresas buscan tener un bajo índice de rotación porque que la salida de un colaborador supone costos y utilización de recursos para reclutar a otra persona para el puesto, indica el estudio.

Pero los jóvenes no sólo dejan un empleo por encontrar otro más atractivo, también muchos lo hacen porque van a salir del país (este es el segundo motivo), por motivos personales como problemas de salud u otros no revelados.

Los motivos académicos, como estudios de postgrado y maestría, tienen una frecuencia de un 8%, al igual que los motivos familiares, que incluyen el cuidado de los hijos y de enfermos en la familia. Por último, el desarrollo personal y profesional tiene una frecuencia del 8%, precisa la indagación en la que participaron 53 empresas de diferentes sectores de la economía nacional. Los datos fueron proporcionados por los departamentos de Gestión Humana.

No hay comentarios

Dejar respuesta